miércoles, 1 de marzo de 2017

WALT WHITMAN:

Walt Whitman: Poeta estadounidense. Hijo de madre holandesa y padre británico, fue el segundo de los nueve vástagos de una familia con escasos recursos económicos. Pasó sólo ocasionalmente por la escuela y pronto tuvo que empezar a trabajar, primero, y a pesar de su escasa formación académica, como maestro itinerante, y más tarde en una imprenta.

Whitman fue el primer poeta que experimentó las posibilidades del verso libre, sirviéndose para ello de un lenguaje sencillo y cercano a la prosa, a la vez que creaba una nueva mitología para la joven nación estadounidense, según los postulados del americanismo emergente. El individualismo, los relatos de sus propias experiencias, un tratamiento revolucionario del impulso erótico y la creencia en los valores universales de la democracia son los rasgos novedosos de su poética



Hace unos días en clase, pudimos analizar el poema "Canto a mi mismo" de Walt Whitman y a veces no todo es lo que parece. A pesar de que el título y la forma en la que comienza el poema con "Me celebro y me canto a mi mismo" haga parecer que habla sobre él, sobre sus virtudes y cosas de esa índole, en este caso no es así.

Utiliza su propia figura para hablar de otras personas. Canta para aquel que lo lea y se sienta identificado a menor o mayor escala y como todos en realidad somos una misma unidad, que recorremos y venimos del mismo lugar.
Esta forma de expresarse se puede ver en la frase "Y lo que diga ahora de mi, lo digo de ti." que deja claro la forma panteísta con la que veía Walt Whitman la vida.

También podemos ver que este poema, por como está escrito parece muy moderno para haber sido creado en el siglo XIX. La forma en el que usa los recursos y como se siente tan cercano, hablando desde su tierra y con una fuerte forma de decir que no quiere nadie influya en sus decisiones y pensamientos como podemos ver en "Que se callen ahora las escuelas y los credos. Atrás. A su sitio." lo hacen parecer como si se hubiera escrito en la actualidad.


CANTO A MÍ MISMO:

Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.
Vago…… e invito a vagar a mi alma.
Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
par ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.
Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que me muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Se cuál es mi misión y no lo olvidaré;
que nadie lo olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción,
y abro de par en par las puertas a la energía original de la naturaleza desenfrenada.


domingo, 26 de febrero de 2017

LA BONDAD, LA MÁS BELLA...

Emily Dickinson (Amherst, 1830 - id., 1886) Poetisa estadounidense cuya obra, por su especial sensibilidad, misterio y profundidad, ha sido celebrada como una de las más grandes de habla inglesa de todos los tiempos. 
Su padre, miembro del Congreso y tesorero del Amherst College, fue un abogado culto y austero, según el estilo burgués de Nueva Inglaterra. Dickinson estudió en la Academia de Amherst y en el seminario Femenino de Mount Holyoke, en Massachussets, donde recibió una rígida educación calvinista que dejó huellas en su personalidad y a la que se enfrentaría con su carácter escéptico.
Sus primeros poemas fueron convencionales, según el estilo corriente de la poesía en esos momentos, pero ya a comienzos de 1860 escribió versos más experimentales, sobre todo en lo que respecta al lenguaje y a los elementos prosódicos. Su escritura se volvió melódica y a la vez precisa, despojada de palabras superfluas y exploradora de nuevos ritmos, unas veces lentos y otras veloces, según el momento y la intención y no como un patrón rígido, como era usual. Su poesía devino intelectual y meditativa, sin que esto supusiera una merma de su sensibilidad.


En ambos poemas podemos ver que Emily se refiere de una forma poco directa a la bondad. Esto sobre todo pasa en el segundo. 

En el primero exterioriza que le gusta ayudar a quien lo necesite y que es lo que la hace feliz, como podemos ver en "no habré vivido en vano" en el que hace hincapié por su importancia y que si no, su vida no tendría sentido alguno.

En el segundo es algo más difícil de entender. Cuando habla de la belleza podemos entenderlo de dos maneras distintas. Una persona puede ser bella por fuera, pero también por dentro. Esto lo decimos refiriéndonos a que la persona a la que nos referimos es buena, amable y sinónimos parecidos. Y dice también que la verdad y la bondad no son tan diferentes entre si.



A mi parecer la bondad es algo muy importante. Porque la gente no siempre se encuentra en un buen momento  y un simple acto de bondad, aunque sea de un desconocido, puede hacerle sentir infinitamente mejor.

Y no solo eso, creo que te sientes mejor contigo mismo cuando sabes que has hecho algo bueno por otras personas.



EMILY DICKINSON

I. Si puedo evitar que un corazón se rompa,
no habré vivido en vano.
Si puedo aliviar de una vida la pena
o atenuar un dolor
o ayudar a un desvalido pajarito
de regreso a su nido...
no habré vivido en vano.


II. Había muerto yo por la Belleza;

me cercaban silencio y soledad,
cuando dejaron cerca de mi huesa
a alguno que murió por la Verdad.

En el suave coloquio que entablamos,
vecinos en la lúgubre heredad,
me dijo y comprendí: Somos hermanos
una son la Belleza y la Verdad.

Y así, bajo la noche, tras la piedra,
dialogó nuestra diáfana hermandad
hasta que el rostro nos cubrió la yedra
y los nombres borró la eternidad.




jueves, 23 de febrero de 2017

EL ROMANTICISMO:

El Romanticismo es un movimiento artístico, literario y cultural que tuvo su inicio en Inglaterra y Alemania a fines del siglo XVIII, y se extendió a otros países de Europa y las Américas durante la primera mitad del siglo XIX. Marcó una ruptura con la ideología de la Ilustración y el Neoclasicismo.

Si bien hoy el término "romántico" se asocia generalmente con el amor, en el siglo XVII se utilizaba para describir la emoción que despiertan aspectos agrestes y melancólicos de la naturaleza, así como sinónimo de algo increíble e inverosímil.
Algunos críticos consideran Baladas líricas (1798), de Williams Wordsworth y Samuel Coleridge, la primera obra de este movimiento, pero otros mantienen que apareció una década antes con las obras de Robert Burns, William Blake y Mary Wollstonecraft.

Temas:

Exaltación del yo. Los románticos hacían hinacapié en el individualismo y el sujetivismo. De allí surgirió un interés en el interior del hombre y los misterios de la subconsciencia.

Héroe rebelde e inconformista. Los románticos rescataron las grandes obras del Siglo de Oro, como las de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina y Calderón de la Barca. Los protagonistas de estas obras sirvirieron como modelo del prototipo romántico: Don Juan como el héroe rebelde y Don Quijote como el idealista y soñador.

Melancolía y desengaño. 

Naturaleza silvestre y hostil. 

sábado, 18 de febrero de 2017

¿LA NATURALEZA HUMANA?:

El otro día en clase tuvimos la oportunidad de hablar de la naturaleza humana. Si me preguntan a mi, no creo que una persona pueda ser mala desde su nacimiento, o sea por naturaleza. Una persona solo es la consecuencia de las cosas que ha tenido que vivir a lo largo de los años. Experiencias traumáticas por ejemplo. Pero también pienso que esto no es excusa para dañar a las personas solo por entretenimiento o sentimientos parecidos.

Si tuviera que responder a la pregunta de "¿Puede una persona modificar a alguien que haga daño a los demás?" diría que no. Una persona que disfruta o no le importa hacer daño a los demás, tiene un grado tan bajo de empatía que me hace dudar si de verdad le haría caso a alguien que con razonamientos le enseñase porque lo que hace está mal.


Creo que una persona que de verdad quiere cambiar, lo hará por si misma, afrontando y olvidándose de todo lo malo.

FRANKENSTEIN:

Con lo conocida que es la obra de Mary Shelley, Frankenstein y lo mucho que ha perdurado en el tiempo, no es extraño pensar que este modelo se ha podido utilizar en otras obras conocidas en cuanto a los personajes protagonistas.

Para empezar debemos saber como es el monstruo que se nos muestra en Frankenstein, que en realidad viene del apellido del científico que le crea. 

Realmente, no es un personaje malo, si no que la sociedad con sus constantes rechazos e incluso desagradables comentarios por su aspecto, hace que se convierta en alguien agresivo e imposible de controlar.
Él lo único que quería era que el científico le crease una compañera, pero este se negó.


Un ejemplo de personajes que siguen el mismo esquema o parecido, es por ejemplo "el jorobado de Notre Dame" quien no es mala persona pero por su aspecto es rechazado por la sociedad.